Viña Montes

Viña Montes nació, como concepto y primeras actividades, en 1987. Dos ilusionados socios, Aurelio Montes y Douglas Murray, ambos con larga experiencia en el mundo del vino, tenían la certeza que Chile podía producir vinos mucho mejores a los que se estaban produciendo.

Daba la impresión, entonces, que las Viñas grandes y medianas estaban conformes con limitarse a sí mismas a un mercado de supermercados. Ciertamente sabían como producir mejores vinos pero no parecían existir las ganas, se veían conformes con ese nicho, amplio pero con techo bajo. En 1988, se sumaron los otros dos socios originales, Alfredo Vidaurre y Pedro Grand, cada uno aportando cualidades y aportes complementarios necesarios y diferentes, y Viña Montes nació formalmente, inicialmente como Discover Wine Ltda., la saga que la ha dado conocer en más de 100 países internacionalmente y llenado a Chile de elogios y reconocimientos.

Nuestra El primer Montes Alpha Cabernet Sauvignon, el vino superior que nos dió la fama, era y es un vino muy diferente a lo entonces en boga. Concentrado, complejo y serio, tuvo un éxito instantáneo y demostró que habíamos elegido el nicho adecuado, el de la ¡calidad!. Montes Alpha Cabernet Sauvignon 1987 fue el primer vino realmente premium exportado por Chile y abrió, para Montes y para Chile, un camino que otros siguieron con prontitud. Siguieron otros Montes Alpha, una versión Chardonnay, un Merlot y un Syrah. Hemos preferido mantener la línea Montes Alpha reducida a sólo estos cuatro vinos que “en conjunto” es la marca premium de mayor exportación en su categoría, dirigida a tiendas de vino, restaurantes y hoteles: el nicho que deja huella y reputación.

Continuando con la obsesión de crear mejores vinos en Chile, Montes fue pionera en apostar por el Valle de Apalta y por plantar en laderas de montaña, en su persistente búsqueda de la calidad, siendo también los primeros en plantar Syrah en Colchagua. El resultado llegó más rápido de lo esperado: el primer ultra-premium (o super-chileno o ícono) chileno, Montes Alpha “M” 1996 (un Burdeos clásico); seguido por otro que se ha convertido en un vino de culto, Montes Folly 2000 (Syrah 100%, de mínima producción) y, por último, el primer Carménère chileno (sobre 75%) lanzado en Mayo de 2005, Purple Angel (Carménère 92%). Todos rápidamente convertidos en éxitos por la prensa especializada y por nuetros leales consumidores.

Arkrem

© 2011. Todos los derechos reservados.